Derechos sexuales y reproductivos

GUIA PARA TRABAJAR LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS.

Experiencia de ECUADOR

 

por Janett Herrera



OBJETIVO: Conocer qué son y cuáles son los Derechos Sexuales y Reproductivos.

DINÁMICA:


El facilitador-a deberá preparar con anticipación pequeñas cartulinas de 10 x 7cm aproximadamente, y escribir una palabra en cada una. Las palabras deben estar en alusión al tema, por ejemplo: Derechos, Equidad, Libertad, Respeto, Violencia, No violencia, Respeto mutuo, Género, Prejuicios, Igualdad, Culpas, Placentero, No discriminatorio, Coercitivo, Educación sexual, Identidad sexual, Confidencial, Veraz, Asequible, Oportuno, Responsabilidad, Anticoncepción, etc.

Se entregará una o más cartulinas a cada asistente (depende del número) para que uno por uno, lea su palabra y diga lo que sabe o entiende de ella. Si no conoce su significado, es mejor reconocer que no sabe y dejar que el facilitador-a lo haga.

Para esto, el facilitador-a deberá investigar con anticipación todo lo que implique el significado de cada palabra para que pueda corroborar o añadir información a la que expresen los participantes.
Informar a todos y todas que estos términos serán reiterativos durante este taller y que por eso es necesario precisarlos y conocerlos.
  EXPOSICIÓN

 

Preguntar a los y las participantes si conocen los Derechos Humanos. Luego, preguntar si conocen los Derechos Sexuales y Reproductivos. Los Derechos Humanos son derechos que poseen todas las personas por el puro hecho de existir. Son exigencias naturales que han sido decretadas para garantizar a todos los seres humanos una vida digna en base al respeto, la igualdad, la libertad y la solidaridad.
No sólo es importante conocer los Derechos Humanos que nos amparan, sino que también es importante poder y saber exigirlos, además de respetar y hacer respetarlos. El Estado es quien avaliza y vigila su cumplimiento, por lo tanto, la ley nos ampara para su aplicación.

Los Derechos Sexuales y Reproductivos tienen como fundamento los Derechos Humanos, especialmente en sus principios de respeto, libertad e igualdad. Estos Derechos están para que los seres humanos tengamos el poder de decidir de forma libre y responsable sobre los aspectos de nuestra vida sexual y reproductiva. No sólo están considerados desde la perspectiva individual, sino que también van hacia la pareja por medio de la preservación del respeto mutuo y un consentimiento y responsabilidad compartidos.
  Derechos Sexuales y Reproductivos son derechos y libertades fundamentales que corresponden a todas las personas, sin discriminación, y que permiten adoptar libremente, sin ningún tipo de coacción o violencia, una amplia gama de decisiones sobre aspectos de la vida humana, como son: el cuerpo, la sexualidad y la reproducción.  Cabe decir que estos derechos están dirigidos a hombres y mujeres por igual, tanto en el área sexual como reproductiva. Hacer esta aclaración es pertinente para disipar de toda idea sexista que se quiera aplicar sobre estos derechos. Además, es necesario conocerlos y aplicarlos en vista del alto nivel de violencia y dominio que se presentan en las relaciones sexuales. Si alguien transgrede los Derechos Sexuales y Reproductivos, lo hace también con los Derechos Humanos, porque los primeros conllevan necesariamente a los segundos.

Derechos Sexuales:

Los derechos sexuales hacen referencia a la forma de expresión de nuestra sexualidad. Están basados en la no violencia, en el respeto mutuo, en la equidad de género, en la no discriminación, en la disminución de riesgos, en la libertad de decisión y en sus distintas formas de expresión, respetándose la decisión ética o religiosa de cada uno.
  • Derecho a gozar de la sexualidad y la libre decisión de tener o no relaciones sexuales, independientemente del coito y la reproducción.

Es decir, una persona debe decidir libremente y con responsabilidad, de acuerdo a su conciencia y valores éticos, para tener o no sexo con otra persona, sin que necesariamente implique tener hijos con estas relaciones sexuales. Esta decisión debe ser tomada sin aplicación de fuerza o presión de cualquier tipo.


  • Derecho a vivir la sexualidad de manera placentera libre de violencia, prejuicios y culpas.

La educación sexual nos ayudará a vencer las barreras de los prejuicios y las culpas con respecto a nuestro cuerpo y nuestra sexualidad.

Si cada persona es libre de decidir sobre el momento y la persona con quien tener relaciones sexuales, todo aquel acto que sea coercitivo va en contra de este derecho. Violencia sexual es todo acto que atente al ejercicio de la sexualidad de un persona, sea de manera directa por el agresor o con terceros (objetos, otra persona, videos, fotografías, etc.).


  • Derecho a ejercer la sexualidad plena e independientemente del estado civil, la edad, etnia, género, la orientación sexual y la discapacidad.

En términos de derecho, diferencia no es igual a desigualdad. Una persona puede ser diferente en edad, en forma de vestir, en preferencia sexual, en estado de salud, etc., y sin embargo frente al ejercicio de los derechos tiene las mismas condiciones con respecto a sus libertades y oportunidades.

Es muy importante recalcar que las personas con distintas identidades sexuales, como: homosexuales, heterosexuales, bisexuales, transgéneros, etc., tienen los mismos derechos.
 
  • Derecho a la información y al acceso médico para el tratamiento de infecciones de transmisión sexual.

Cuando se habla de salud sexual y reproductiva no sólo se refiere a planificación familiar, sino que involucra la posibilidad de poder llevar una vida sexual satisfactoria y libre de riesgos. Con respecto a este derecho es sumamente importante la promoción de la salud y la vida. El Estado es el ente responsable de establecer las políticas pertinentes en cuento a salud general, educación nutricional, salud integral y, por supuesto, salud sexual y reproductiva. Las infecciones de transmisión sexual son parte importante dentro de la salud preventiva en cuento a la información, prevención y tratamiento.


  • Derecho a la autonomía y a la aplicación consentida e informada de los exámenes de detección de VIH y/o embarazo y a la confidencialidad de sus resultados.
Los exámenes del virus VIH y/o embarazo pueden ser solicitados por otras personas únicamente en un caso relacionado a atención médica, caso contrario sólo la persona interesada puede solicitar, de manera libre y voluntaria, la prueba de detección. Si fuera este el caso, los resultados obtenidos son confidenciales y no se los puede hacer públicos.

No es posible que para ingresar a un trabajo o una institución educativa, o por motivo de migración o matrimonio se solicite este tipo de exámenes. Tampoco es motivo de despido laboral o expulsión de una entidad educativa, el valerse de información de terceros con respecto a un supuesto contagio con el virus o embarazo.


  • Derecho al libre ejercicio de autoerotismo, según la conciencia ética de cada uno.
  • Derecho a la información y al acceso médico para el tratamiento de infecciones de transmisión sexual.

Cuando se habla de salud sexual y reproductiva no sólo se refiere a planificación familiar, sino que involucra la posibilidad de poder llevar una vida sexual satisfactoria y libre de riesgos. Con respecto a este derecho es sumamente importante la promoción de la salud y la vida. El Estado es el ente responsable de establecer las políticas pertinentes en cuento a salud general, educación nutricional, salud integral y, por supuesto, salud sexual y reproductiva. Las infecciones de transmisión sexual son parte importante dentro de la salud preventiva en cuento a la información, prevención y tratamiento.


  • Derecho a la autonomía y a la aplicación consentida e informada de los exámenes de detección de VIH y/o embarazo y a la confidencialidad de sus resultados.
Los exámenes del virus VIH y/o embarazo pueden ser solicitados por otras personas únicamente en un caso relacionado a atención médica, caso contrario sólo la persona interesada puede solicitar, de manera libre y voluntaria, la prueba de detección. Si fuera este el caso, los resultados obtenidos son confidenciales y no se los puede hacer públicos.

No es posible que para ingresar a un trabajo o una institución educativa, o por motivo de migración o matrimonio se solicite este tipo de exámenes. Tampoco es motivo de despido laboral o expulsión de una entidad educativa, el valerse de información de terceros con respecto a un supuesto contagio con el virus o embarazo.


  • Derecho al libre ejercicio de autoerotismo.

Cada persona está en libertad de construir y descubrir su individualidad, la exploración de su sexualidad física es parte de esta parte.

Existen varios mitos en torno a la sexualidad, uno de ellos, por ejemplo, es que la masturbación ocasiona dolores de cabeza o vuelve loca a la persona. Para vencer toda la información errónea y la desinformación es necesario educar a las personas con información oportuna, veraz, científica y clara, que esté libre de prejuicios. Existen muchos prejuicios sociales, morales o religiosos que pueden ser un gran obstáculo en la difusión o percepción de la información.


  • Derecho a una información veraz, oportuna, científica, libre de prejuicios, sin discriminación alguna, que permita prevenir la infección por VIH-SIDA.

En el Acuerdo 403 decretado por el Ministerio de Educación y Cultura se acuerda institucionalizar la educación sexual en todos los  establecimientos educativos. Con este acuerdo la tarea por construir es muy grande porque todas las personas que trabajan con niños, niñas y adolescentes, deben estar en la capacidad de trabajar el aspecto de educación sexual de una manera responsable.

La situación es más apremiante todavía cuando vemos que día a día la infección con VIH Sida aumenta a nivel mundial. No hay que olvidar que todos y todas estamos expuestos al contagio y la mejor manera de atacarlo es por la vía de la prevención y la educación.  

¡Recuerda! El uso del preservativo durante las relaciones sexuales, es la forma más segura de protección contra las ITS, incluido el VIH Sida.
 
 Derechos Reproductivos:

Los derechos reproductivos hacen referencia al bienestar integral (físico, mental y social) en los aspectos que estén relacionados a nuestro sistema reproductivo (funciones, procesos). Estos derechos también incluyen la libertad de decisión sustentada en una información responsable.
  • Acceso a servicios de salud integral, especializados, dirigidos específicamente a jóvenes incluyendo servicios de salud sexual y reproductiva, con calidad, calidez, confidencialidad y libres de prejuicios, sin discriminación por razón de edad, clase social, raza, sexo, orientación sexual, etnia, etc.

El artículo 42 de la Constitución de la República del Ecuador, garantiza el derecho a la salud en nuestro país. Por lo tanto, el Estado debe promover y proteger la salud de todas las personas, incluida la salud sexual y reproductiva e incluso una salud integral (bienestar físico, mental y social) especializada para adolescentes.

Todos estos aspectos deben ser tratados desde el punto de vista de la equidad, la universalidad, la solidaridad, la calidad y la eficiencia.


  • Derecho a una educación sexual basada en información veraz, oportuna, científica y libre de prejuicios.

Es derecho de todas las niñas, niños y adolescentes recibir información adecuada en su entorno familiar, escolar y de salud, con respecto al tema sexual y reproductivo.

Como ya se mencionó, el Acuerdo 403 del Ministerio de Educación y Cultura decreta dar información en todos los ámbitos escolares sobre este tema tan necesario. Pero hay que tomar en cuenta que la información que se da debe ser calificada como veraz, científica, libre de prejuicios y oportuna. Para lograr este objetivo es necesario que las personas de salud, profesores y demás personal que labores con ellos y ellas, se capaciten y transmitan la información de una manera responsable.

En cuanto a Educación sexual se hace referencia a todos los aspectos del ser humano: fisiología, prevención de ITS, prevención de embarazos, identidades sexuales, ejercicio libre y responsable, etc.


  • Derecho a obtener información y acceso a métodos anticonceptivos seguros, eficaces, asequibles y aceptables.

Tener la información oportuna sobre los métodos anticonceptivos hará que se tomen decisiones más responsables y oportunas con respecto a nuestra vida sexual, de manera independiente a la reproducción.

Es obligación de los centros de salud informar sobre todos los métodos anticonceptivos y asesorar sobre aquel que más convenga a la persona o pareja, tomando en cuenta las características específicas de las personas (edad, estado de salud, etc.)

Según la forma de usar o cómo están estructurados, los anticonceptivos pueden ser:

-De tipo intrauterino (DIU = Dispositivo Intrauterino), como la T de cobre.

-De tipo hormonal, como las píldoras, implantes subcutáneos, inyecciones, aro vaginal, parches, píldora anticonceptiva emergente (PAE).

-De tipo barrera, como el condón o preservativo masculino o femenino, óvulos, espermicidas y diafragmas.

-De tipo natural, como la abstinencia, el ritmo, por la temperatura bazal, coito interrumpido, Billings, duchas vaginales.

De tipo definitivo, como la ligadura de las trompas de Falopio y la Vasectomía.


  • Derecho a no ser rechazada en el trabajo o en la institución educativa por estar embarazada.

El artículo 66 de la Constitución de nuestra República estipula el derecho a estudiar que tenemos todas las personas. Esto implica, que ninguna persona puede ser rechazada de un ámbito escolar o negarse su ingreso por el hecho de estar embarazada. La persona que fuera rechazada por este motivo puede hacer la denuncia correspondiente porque la ley le ampara.


  • Derecho a participar con voz y voto en la creación de programas y políticas de salud sexual y reproductiva de y para jóvenes.

El Código de la Niñez y la Adolescencia habla sobre el derecho a la libre asociación lícita que tienen los niños, niñas y adolescentes. Esto implica que están en la libertad de reunirse con fines culturales, deportivos, estudiantiles, laborales y comunitarios. Por lo tanto, también se pueden asociar para defender, promover y/o reclamar sus Derechos Sexuales y Reproductivos.


  • Acceso a información y uso de anticoncepción de emergencia.

La P.A.E. es la Píldora de Anticoncepción de Emergencia, también conocida como “la píldora del día siguiente”. Ésta es una pastilla anticonceptiva que tiene una fuerte dosis de anticonceptivos orales comunes, pero que son usados en cortos períodos de tiempo.

Debe ser usada sólo en EMERGENCIAS (no es de uso regular) en casos como los siguientes: si se ha tenido relaciones sexuales sin protección, si ha sido víctima de una violación o si ha habido un uso incorrecto o falla de algún método anticonceptivo (rotura de un preservativo, dosis de píldoras mal administradas, etc.).

La P.A.E. consta de dos dosis: una se debe tomar lo antes posible dentro de las 72 horas siguientes al acto sexual. La segunda dosis se toma 12 horas después de la primera.

Son pastillas no abortivas que impiden la liberación de un óvulo o la fertilización del mismo.

  • Derecho a disfrutar de una vida sexual satisfactoria y sin riegos, a la capacidad de reproducirse y a la libertad para decidir hacerlo o no, cuando, con quien, y con qué frecuencia.

La maternidad y la paternidad responsables es parte importante de la educación sexual; sin embargo, como ya se dijo, la educación sexual no sólo se remite a la reproducción sino que va también hacia las decisiones concientes y responsables para disfrutar de la sexualidad.

El Código de la Niñez y la Adolescencia ampara a los menores de edad, hombres o mujeres, que hayan decido tener un hijo-a. El Estado tiene la responsabilidad de informar, educar y proveer los medios que contribuyan a disfrutar la vida sexual satisfactoria y sin riesgos.



ACTIVIDAD DE APLICACIÓN:

Trabajar de manera individual o en grupos elaborando un cartel que promueva uno de estos derechos. El cartel debe ser elaborado únicamente con gráficos, no puede haber frases ni palabras, debe comunicar su contenido únicamente con gráficos.

Por último, serán el resto de personas quienes “lean” el mensaje del cartel para comprobar o no, si era el mismo mensaje que quería dar su autor-a.

CIERRE:

Colocarse todos en círculo y expresar en una palabra su “calificación” al taller.

  

 

Actualizado (Martes, 13 de Noviembre de 2012 18:59)